El COGITIM celebra su gran Cena de Hermandad reconociendo a los compañeros que cumplen 25 y 50 años de colegiación

El pasado 11 de junio, tras un paréntesis de varios años, el Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COGITIM) volvió a celebrar su gran Cena de Hermandad, un acto en el que se reunieron más de ochocientas personas entre compañeros de profesión y sus familiares, así como una amplia representación del mundo institucional, empresarial y universitario de la región.

Previamente a la cena, tuvo lugar el acto de imposición de insignias de plata y oro y la entrega de un diploma acreditativo a los  compañeros y compañeras de profesión que cumplían respectivamente 25 y 50 años de colegiación. Concretamente, 178 personas, pertenecientes a las promociones correspondientes a los años comprendidos entre 1992 y 1997 (ambos inclusive), cumplían sus bodas de plata en el Colegio, mientras que 30 compañeros celebraban medio siglo de vida colegial.

A continuación, tuvo lugar la cena que estuvo presidida por José Antonio Galdón Ruiz, decano del COGITIM, quien estuvo acompañado por Mar Paños de Arriba, Directora General de Promoción Económica e Industrial de la Comunidad de Madrid, representantes del Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de España (COGITI), y de otras instituciones de la profesión, una amplia representación de decanos de Colegios de Ingenieros Técnicos Industriales de toda España, así como decanos de otros Colegios de Ingenierías Técnicas, y representantes del mundo universitario y del tejido empresarial madrileños.

En el transcurso del evento se procedió a la entrega de las insignias de Socio de Mérito de los tres últimos años que concede la Unión de Asociaciones de Ingenieros Técnicos Industriales y Graduados en Ingeniería de la Rama Industrial de España (UAITIE), por toda una vida de servicio a la profesión y en atención a su trayectoria profesional y que recayeron en Andrés Berlinches Cerezo (año 2020), Miguel González de la Serna (año 2021), Jorge Moreno Mohino (año 2021), Pablo Pando Saiz (año 2021) y Manuel García Ruiz (año 2022).

Seguidamente, tomó la palabra Mar Paños de Arriba, directora general de Promoción Económica e Industrial de la Comunidad de Madrid, quien tras mostrar su satisfacción por participar en esta “gran cita de la ingeniería”, quiso felicitar expresamente a José Antonio Galdón Ruiz, decano del COGITIM y al propio Colegio de Madrid “por el gran trabajo que hacen día a día en apoyo de todos los colegiados y en el impulso de la industria madrileña”.

En este sentido, Paños de Arriba destacó alguna de las iniciativas puestas en marcha por el Colegio de Madrid, como Madrid Motor Student, que cuenta con la colaboración del gobierno madrileño, y la realización del Barómetro Industrial, un informe anual que muestra la opinión de los profesionales de la industria y  “nos sirven como acicate y como empuje para seguir avanzando en la mejora de la industria madrileña, que es el segundo sector en importancia en nuestra economía”, manifestó Paños de Arriba.

Por su parte, José Antonio Galdón Ruiz, decano del COGITIM, tras agradecer a los asistentes su presencia en este acto,  sin duda “el más importante para nuestra institución colegial”, y mostrar su total disposición a seguir colaborando con la administración regional para contribuir al desarrollo económico e industrial de la Comunidad Autónoma de Madrid, centró su discurso en poner en valor la figura del “colegiado”, la razón de ser del COGITIM, y por tanto, el verdadero protagonista de la Cena de Hermandad.

Dirigiéndose a los compañeros presentes en el evento señaló “Vosotros sois el Colegio, vosotros con vuestro trabajo, nos habéis dejado la mejor herencia que podíamos recibir, una herencia con todos los valores que representa nuestra profesión, y que se traduce en una vida de trabajo, ilusión, superación de dificultades, retos y emociones. Por todo ello, tiene que quedar patente que todo el trabajo que habéis realizado, lo tiene que agradecer, no solamente nuestra profesión, sino también la sociedad en su conjunto”.

Por último, se procedió a la entrega de los Premios que otorgan los Servicios Técnicos del COGITIM a los colegiados y empresas que siguen mostrando una total confianza en la labor que desarrolla su Colegio Profesionalespecialmente en el apartado del visado de los proyectos y trabajos profesionales que realizan, como garantía para construir una sociedad más segura.

El trabajo de estos profesionales es clave, pues están presentes en la práctica totalidad de los sectores productivos. Desde los profesionales que se dedican a la redacción de proyectos y direcciones de obra tanto de instalaciones y construcciones industriales hasta las peritaciones, licencias de actividad, certificaciones energéticas, informes de evaluación de edificios, organismos de control, etc.

Este año, los premiados por su compromiso con el COGITIM y con la Profesión este son:

– Natalia Martínez Revilla y María Fernández Fanego (Colegiadas que más ha visado en el año 2021)

– Víctor Manuel Galán y Francisco Manuel Marzo (Colegiados que más han visado en el año 2021)

– José Maria Hoyas Rosco (Colegiado más joven que ha visado en el año 2021)

– Jesús Fernández de Diego (Colegiado más veterano que ha visado en el año 2021)

– Licencias, Proyectos Seguridad y Salud, S.L. (Empresa que más proyectos ha visado en el año 2021)

COGITIM

El COGITI alerta a los futuros estudiantes de Ingeniería de la rama industrial: casi el 50% de los grados en Ingeniería del ámbito industrial carecen de habilitación profesional

Más de 35.000 titulados en Ingeniería de la rama industrial carecen de habilitación profesional. El 40% de los ingenieros graduados en la rama industrial de la Ingeniería en la última década han cursado titulaciones que no les otorgan atribuciones para ejercer la profesión, lo que demuestra la proliferación de los títulos de Grado en Ingeniería no habilitantes, y un agravamiento de los problemas que genera esta situación, ya que los titulados son conocedores de que sus títulos no les otorgan atribuciones profesionales cuando acceden al mercado laboral. Los grados en Ingeniería no habilitantes tienen una tasa de graduación muy superior (casi el doble) a la de los grados habilitantes.

El Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI) viene alertando desde hace muchos años de esta situación y lamenta no tener respuesta por parte de los Ministerios afectados (Industria y Universidades), a los que ha ofrecido soluciones.

A lo largo de la última década se ha experimentado una proliferación de títulos de Grado en Ingeniería de la rama industrial que no otorgan atribuciones profesionales para ejercer la profesión de Ingeniero Técnico Industrial.  En este sentido, hay incluso titulaciones con denominaciones similares en diferentes universidades y que, sin embargo, unas otorgan atribuciones profesionales y otras no, lo que provoca una enorme confusión entre los alumnos, los empleadores y la propia sociedad.

En concreto, en la última década, un significativo 40% del total de ingenieros graduados en la rama industrial de la Ingeniería han cursado grados que no les otorgan atribuciones para el ejercicio de la profesión, lo que en términos absolutos supone que unos 35.000 egresados carezcan de habilitación profesional. Una cifra cada vez más cercana a los 50.582 graduados en títulos habilitantes en ese periodo de tiempo.

El mayor incremento de titulados en grados sin atribuciones profesionales (no habilitantes) se ha producido en el último lustro. Según se desprende de los datos del Ministerio de Universidades, desde el curso 2015-2016 hasta el curso 2020-2021 se han matriculado 166.181 alumnos en Grados no habilitantes, y ha habido un total 29.378 egresados.

En cuanto a los grados habilitantes, durante ese periodo se matricularon 337.087 alumnos, y de las aulas salieron 36.232 egresados, lo que supone tan solo una diferencia de 6.854 egresados con respecto a los que han cursado grados no habilitantes.

En el periodo anterior, entre los cursos del 2012-2013 al 2014-2015, hubo 145.681 alumnos matriculados en grados habilitantes y se graduaron 14.350 alumnos. La diferencia en ese mismo periodo era mayor que en los años posteriores, ya que las matriculaciones en grados no habilitantes fueron 46.031 y los egresados ascendieron a 7.476 (prácticamente la mitad de los graduados en títulos habilitantes).

Por su parte, la cifra total de alumnos matriculados en grados habilitantes desde el curso 2012-2013 hasta el curso 2019-2020 fue de 482.768, mientras que la de matriculados en los grados no habilitantes se situó en 212.158 (algo menos de la mitad). En total, 694.926 alumnos se matricularon durante ese periodo en grados en Ingeniería del ámbito industrial, tanto en grados habilitantes como no habilitantes. El número de alumnos matriculados ha experimentado un considerable aumento desde 2012, si bien se aprecia un fuerte repunte en el curso 2015-2016, y un ligero descenso en los años posteriores.

El número de alumnos egresados también ha ido en aumento desde el curso 2012-2013 hasta la actualidad. En el periodo 2012-2020 se graduaron un total de 81.846 alumnos en grados en Ingeniería del ámbito industrial, tanto en grados habilitantes como no habilitantes.

– Preocupante proliferación de grados en Ingeniería no habilitantes

En esta progresión se aprecia la proliferación de los grados en Ingeniería no habilitantes, por parte de la Universidades, lo que agrava la situación y los problemas que está generando entre los titulados, ya que solo son conscientes y conocedores de que sus títulos no son habilitantes cuando acceden al mercado de trabajo, con la frustración que ello conlleva.

Esta situación genera numerosas quejas e indignación por parte de los egresados, que por desconocimiento y falta de información, ven cómo después de cuatro años de estudios, no pueden acceder a profesión regulada y, por tanto, optar a las atribuciones profesionales que por Ley les serían concedidas si sus titulaciones cumpliesen unos determinados requisitos académicos. (Orden CIN 351/2009).

Esta circunstancia obliga a los graduados, además, a continuar sus estudios si quieren obtener un título que les otorgue atribuciones profesionales, lo que se traduce en tener que invertir más tiempo y dinero en su formación, cuando lo que realmente necesita la sociedad es incorporarlos cuanto antes al mercado de trabajo.

– Los grados en Ingeniería no habilitantes tienen una tasa de graduación muy superior (casi el doble) a la de los grados habilitantes

A ello hay que añadir que la proporción de alumnos egresados en los títulos no habilitantescon respecto al número de alumnos matriculados (tasa de graduación), es muy superior a los de los grados habilitantes, por lo que se puede deducir que los primeros resultan más asequibles a los estudiantes, al tener una menor complejidad.

Por tanto, los estudiantes de los grados no habilitantes logran terminar sus estudios en mayor proporción que los de los grados habilitantes, pero con el gran inconveniente de que sus titulaciones no tienen atribuciones para ejercer la profesión, con el perjuicio que esto supone, tanto para ellos cuando intentan acceder al mercado laboral, como  para sus empleadores.

En el curso 2015-2016, la tasa de graduación de los egresados con respecto a los matriculados en los grados no habilitantes fue del 40,38%, frente al 16,63% en los grados habilitantes; en el curso 2016-2017 esta tasa fue del 34,33% en los grados no habilitantes y del 14,24% en los habilitantes; en el curso 2017-2018 ascendió al 29,71% frente al 13,58%; en 2018-2019: 20,53% y 12,43% respectivamente, y en el curso 2019-2020 la tasa de graduación se situó en el 21,18% frente al 12,97%.

– Más de 130 titulaciones no dan acceso a la profesión regulada

En la actualidad, son más de 130 las titulaciones de Grado en Ingeniería del ámbito industrial que no dan acceso a profesión regulada. El Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI) lleva varios años denunciando esta realidad, y con el objetivo de ayudar a los estudiantes en el momento de elegir una titulación universitaria concreta, de la rama de Ingeniería Industrial, pone a su disposición una “Guía de titulaciones”, en su página web corporativa:  https://cogiti.es/guia-de-titulaciones.

Se trata, en definitiva, de que los estudiantes sean plenamente conscientes de los estudios que van a elegir, con la máxima transparencia posible, ya que es habitual que las universidades no ofrezcan este tipo de información, lo que genera sorpresas desagradables a los alumnos cuando son conocedores de que  con su titulación no tendrán capacidad legal para firmar sus proyectos de Ingeniería, direcciones técnicas, informes, etc.

Además, el COGITI ha creado una página de información sobre las atribuciones profesionales de los Ingenieros Técnicos Industriales y Grados en Ingeniería que cumplen la Orden CIN/351/2009, por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Ingeniero Técnico Industrial, disponible en https://cogiti.es/atribuciones-profesionales-itis

Esta página incorpora la legislación nacional, sentencias y dictámenes que avalan nuestro desempeño profesional, así como un esquema de atribuciones profesionales en función de la tecnología específica.

Para José Antonio Galdón Ruiz, presidente de COGITI, es esencial dar una solución a las decenas de miles de titulados en ingeniería sin habilitación profesional, y poner fin a esta situación lo antes posible, para lo que ha trasladado sus propuestas a los Ministerios de Industria y Universidades, ofreciendo un modelo más competitivo y basado en competencias profesionales adquiridas a lo largo de la vida (experiencia y formación continua), que permita tanto el acceso parcial como la evolución profesional. “Es el momento de modernizar las profesiones de Ingeniería”, indica Galdón, que a su vez lamenta la escasa información que se ofrece a los estudiantes y que les impide decidir con criterio. “Siempre ha sido mejor prevenir que curar, y en este caso, los egresados sin habilitación se ven forzados, en la mayoría de los casos, a continuar sus estudios, lo que tiene un altísimo impacto social, no solo por la mayor inversión de tiempo y dinero, sino además por el coste de oportunidad que supone la incorporación tardía al mercado de trabajo, sobre todo, cuando nuestros competidores en el orden europeo y mundial lo hacen tras tres o cuatro años de estudios universitarios”, señala.

– Se duplica el número de ingenieras matriculadas y se cuadruplica el de egresadas en la última década

Por otra parte, siguiendo con datos estadísticos, aunque el mayor porcentaje de alumnos de grados en Ingenierías de la rama industrial corresponde a los hombres, las mujeres cobran cada vez más protagonismo. En los últimos años, se ha producido un repunte tanto en el porcentaje de mujeres matriculadas como egresadas, especialmente en las matriculaciones desde el año 2015.

El incremento en el número de alumnas que deciden estudiar una Ingeniería de la rama industrial ha sido progresivo en la última década, pasando de las 7.743 matriculaciones del curso 2012-2013 a las 13.177 de 2020-2021, por lo que prácticamente se duplicaron las matriculaciones en lo que respecta a los grados habilitantes.

En cuanto a las egresadas, esta cifra se cuadruplicó, al pasar de las 467 del curso 2012-2013 a las 1.942 del curso 2020-2021.

Si nos referimos a los títulos no habilitantes, también se duplicaron las matriculaciones: de 4.473 en 2012, se llegó a 9.513 en el curso 2019-2020, y de 316 egresadas a 2.007 (casi se ha multiplicado por 7).

En total, en la última década decidieron estudiar una Ingeniería de la rama industrial 176.593 mujeres, con un saldo de 23.048 egresadas. En concreto, 104.847 se matricularon en grados habilitantes y 71.746 en grados no habilitantes. En cuanto a las egresadas, las cifras son muy similares en ambos casos (11.567 en grados habilitantes y 11.481 en no habilitantes).

Este incremento también ha quedado reflejado en el porcentaje del alumnado en los grados habilitantes: en 2012 las mujeres suponían el 17% de los alumnos matriculados, llegando al 24,59% en el curso 2020-2021, un incremento de casi 8 puntos porcentuales.

En cuanto a las alumnas egresadas en los títulos habilitantes, la progresión también ha sido ascendente: del 16,13% ha pasado al 25,89%, más de 9 puntos porcentuales.

Sin embargo, en el caso de los grados no habilitantes el porcentaje apenas ha variado en las matriculaciones: 37,41% en 2012 y 33,54% en 2020-2021, y en las egresadas incluso ha disminuido: 46,54% y 34,41% en dichos años.

En el porcentaje general, se ha pasado del 21,59% en el curso 2012-2013 al 29,69% en el curso 2020-2021, en lo que respecta a las matriculaciones de mujeres en ambos grados (habilitantes y no habilitantes).

Pinche aquí para ver la repercusión de esta noticia en los medios de comunicación.

Fuente: COGITI

COGITI COGITIM

Los graduados en Ingeniería de la rama industrial e Ingenieros Técnicos Industriales del COGITIM realizaron más de 13.000 proyectos en 2021, lo que supone, el 5,9% del total de los efectuados en el ámbito industrial a nivel nacional

Los proyectos visados en 2021 superaron con creces los niveles de 2019, previos a la pandemia de la COVID-19 y alcanzan cifras similares al año 2014, lo que les sitúa por encima de la media nacional, ya que en 2021 se visaron casi 2.000 proyectos más que en 2020. Los proyectos realizados en el ámbito de las energías renovables han subido de manera espectacular respecto a 2020 (944 trabajos realizados en 2021 frente a los 346 realizados en 2020). Casi un 27% de los proyectos visados se realizaron en el sector de la energía, con un total de 3.439, donde estos profesionales son un elemento clave.

Más del 80% de los proyectos que se llevaron a cabo en el sector industrial, en 2021, fueron realizados por graduados en Ingeniería de la rama industrial e Ingenieros Técnicos Industriales, según datos consultados en las memorias anuales de los colegios profesionales donde están colegiados, a nivel nacional. De ese porcentaje, el 5,9 % corresponde al Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COGITIM), lo que pone de manifiesto, que a pesar de la crisis sanitaria vivida, el ámbito de la Ingeniería Técnica Industrial sigue demostrando su pujanza, especialmente en la región madrileña.

Concretamente, los proyectos visados por el Colegio de Madrid, ascendió a 13.003, una cifra que refleja el gran número de trabajos realizados por estos profesionales de la rama industrial de la Ingeniería, ya que están presentes en prácticamente todas las áreas productivas.

Igualmente el trabajo realizado por un graduado en Ingeniería de la rama industrial o de un Ingeniero Técnico Industrial, resulta clave para garantizar a la ciudadanía el funcionamiento y suministro de servicios tan esenciales como la electricidad, el agua, el gas, el alumbrado público, la calefacción, el aire acondicionado, el medio ambiente, la logística de cadenas de suministro, transporte o distribución de bienes, y la seguridad, entre otros.

Si comparamos la evolución de los datos de visado de los 3 últimos añosen 2019 se visaron 12.405 proyectos, cifra que descendió a 11.060 en 2020, debido a la crisis generada por la COVID-19, que provocó una disminución en la actividad económica y productiva a consecuencia principalmente de los fuertes confinamientos que se llevaron a cabo a lo largo de todo ese año. En 2021la situación mejoró a nivel nacional y especialmente en la Comunidad de Madrid, y al tratarse de un sector fundamental en la economía, el ámbito en el que desempeñan su trabajo estos profesionales experimentó una fuerte recuperación, ya que los proyectos visados superaron con creces las cifras del 2019, llegando a 13.003 proyectos, cifras similares al año 2014.

Estos datos están en consonancia, con los datos ofrecidos por la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre de 2021 de la Comunidad de Madrid, la cual pone de manifiesto que la región madrileña ha incrementado un 9% el número de trabajadores industriales el último año, siete puntos por encima de la media nacional.

A tenor de los datos, el Decano del Colegio de Madrid, (COGITIM), José Antonio Galdón Ruiz,  destaca “la enorme vitalidad de la profesión de Ingeniero Técnico Industrial, valorando de forma positiva la evidente mejoría en la evolución de los trabajos visados en la Comunidad de Madrid en relación con el año 2020, que se sitúan por encima de la media nacional, destacando a su vez, la fuerte evolución en el ámbito energético y de las energías renovables”.

. Fuerte recuperación en el sector de la Energía y renovables

Casi el 27% de los proyectos visados en 2021 se llevaron a cabo en el sector de la energía(frente al 25% a nivel nacional), que cada vez cobra más relevancia con la optimización de recursos, con un total de 3.439, donde estos profesionales son un elemento clave. Una cifra incluso superior a la de 2019, que se situó en los 2.885, y que suponen 1.050 proyectos visados más que en 2020. En gran medida por la subida en los proyectos relacionados con la recarga del Vehículo Eléctrico, que ha supuesto que suban casi un 30% los proyectos de Instalaciones de Baja Tensión.

De este total, 944 proyectos correspondieron al ámbito de las energías renovables, principalmente relacionados con Energía Solar Fotovoltaica, lo que demuestra que estos profesionales constituyen una pieza esencial en la evolución e innovación de esta actividad productiva. Esta cifra, supone 2,7 veces más de los proyectos visados en 2020, ya que entonces fueron 346 y una cantidad muy superior a la de 2019, cuando se visaron 195 proyectos en esta área.

Por su parte, el ámbito de climatización y acondicionamiento, que comprende aire acondicionado, calefacción, frío industrial, ventilación-extracción, solar térmica, fontanería, etc., también ha experimentado una tendencia al alza con respecto a 2019 y 2020, cuando se visaron 741 y 817 proyectos respectivamente, ya que en 2021 alcanzaron los 1.098.

. El sector de la Industria consolida su crecimiento con respecto a 2019 y 2020.

Por bloques de actividad, el tercer ámbito más destacado en el número de proyectos visados en 2021 fue el de naves e instalaciones industriales, con un total de 1.368. Este sector incluye la realización de trabajos en industrias de la madera, agroalimentarias, automoción, químicas, textil, petrolíferas, eléctrica, electrónica o  gas, así como en las instalaciones de naves industriales y otras infraestructuras.

En este apartado, hay que destacar un aumento muy significativo en los proyectos de reforma de estaciones de servicio,  principalmente para la instalación de puntos de recarga del vehículo eléctrico. Proyectos que han subido respecto al año 2020 en un 56%.

.  Recuperación de proyectos visados en el ámbito de la seguridad

Otro ámbito importante en el que el número de proyectos visados se ha recuperado es de la seguridad, relacionada con los incendios, emergencias y el medioambiente. En 2021 se visaron un total de 1.598 proyectos, que se habían reducido a 1.346 en 2020aunque todavía no hemos superado los 1.657 en 2019.

. También destacamos la subida generalizada en  los proyectos visados en otros ámbitos como medio ambiente, grúas, comunicaciones y licencias de actividad donde se superaron o casi igualaron las cifras de 2019.

– Medio ambiente: se visaron 116 proyectos, frente a los 17 de 2020 y a los 21 de 2019.

– Grúas: 414 proyectos visados en 2021, 319 en 2020, y 429 en 2019.

– Comunicaciones: 184 proyectos visados en 2021, 4 en 2020 y 125 en 2019.

– Licencias de actividad: 2.024 proyectos visados en 2021, 1.586 en 2020 y 2.145 en 2019.

– Obra civil: 389 proyectos visados en 2021, 28 en 2020 y 287 en 2019.

– Direcciones de obra: 937 direcciones visadas en 2021, 619 en 2020 y 649 en 2019.

En la siguiente tabla se muestran la comparativa de proyectos visados en 2019, 2020 y 2021:

ACTIVIDAD DE VISADO (DATOS AGREGADOS)
MADRID202120202019
TIPOS DE VISADOS (Número)13.00311.06012.405
ENERGÍA3.4392.3892.885
Alta tensión278,00283,00280,00
Baja Tensión2.112,001.623,002.139,00
Centrales104,00105,00107,00
Distribución  163,00
Energías Renovables944346195
Fotovoltáicos928,00343,00180,00
Termosolares8,003,006,00
Eólicos8,00 9,00
Gas   
Otras1,0032,001,00
CLIMATIZACIÓN Y ACONDICIONAMIENTO1.098817741
Aire Acondicionado250,00207,00202,00
Calefacción329,00262,00265,00
Frio Industrial54,0024,0071,00
Ventilación – Extracción366,00204,00137,00
Solar Térmica8,00 4,00
Fontanería91,00120,0062,00
INDUSTRIAS – INSTALACIONES1.3681.0111.172
Madera 2,003,00
Agroalimentarias  22,00
Automoción 58,0022,00
Químicas38,0034,0011,00
Textil  17,00
Petrolíferas530,00340,00444,00
Eléctrica  7,00
Electrónica  13,00
Gas439,00232,00321,00
Naves361,00316,00281,00
Infraestructuras  31,00
Otras 29,00 
SEGURIDAD1.5981.3461.657
Incendios1.003,00780,00802,00
Emergencias73,0080,00113,00
Medioambientales 5,0021,00
Seguridad y Salud522481721
Planes  131,00
Estudios59,00 38,00
Coordinaciones463,00426,00494,00
Otros 55,0058,00
MEDIO AMBIENTE116,0017,0021,00
VEHÍCULOS45,0068,0056,00
APARATOS A PRESIÓN213,00246,00247,00
APARATOS DE ELEVACIÓN129,00120,0069,00
GRUAS414,00319,00429,00
ALUMBRADO PÚBLICO62,0056,0045,00
COMUNICACIONES184,004,00125,00
TRANSPORTE  4,00
OBRA CIVIL389,0028,00287,00
DIRECCIÓN DE OBRA937,00619,00649,00
FIN DE OBRA   
INSTALACIONES TEMPORALES48,0019,00116,00
LICENCIAS DE ACTIVIDAD2.024,001.586,002.145,00
PERICIAS117,0029,0051,00
CERTIFICACIONES717,00986,001.477,00
OTROS105,001.400,00229,00
COGITIM

El Ministerio de Universidades confirma a INGITE que no existen títulos de ingenieros superiores

Desde el Instituto de Graduados en Ingeniería e Ingenieros Técnicos de España (INGITE), nos informan que el Ministerio de Universidades, en contestación a una consulta realizada por el presidente del INGITE, reafirma que no existe ninguna titulación de “Ingeniero Superior”, tal y como se viene manifestando desde el INGITE y otras organizaciones de nuestra profesión, y reitera que cualquier administración o empresa puede consultar la denominación de los títulos universitarios en el registro público, tal y como sigue de forma literal:

“Las denominaciones de los títulos universitarios pueden consultarse a través de la página web del Registro de Universidades, Centros y Títulos (RUCT) en el siguiente link: https://www.educacion.gob.es/ruct/home.

En dicho registro no aparece ninguna titulación que incluya el término Ingeniero Superior. Por ello, se reitera que cualquier administración o empresa puede consultar la denominación de las titulaciones universitarias en el registro indicado ya que es un registro administrativo de acceso público”.

Queremos transmitir una vez más un mensaje de progreso y evolución social, que debe calar en la sociedad y en las administraciones, porque los ingenieros superiores dejaron de existir desde 1970.

El presidente del INGITE, José Antonio Galdón Ruiz, lamenta que en pleno siglo XXI las propias administraciones públicas sean cómplices de intereses que tratan de fragmentar y menospreciar a jóvenes que con muchísimo esfuerzo han obtenido unas titulaciones de Grado en Ingeniería que les permiten ejercer como Ingenieros en todo el mundo, y que aquí en España, se les pretenda incluir dentro de un cuerpo “inferior” y con limitaciones que no tienen el resto de Graduados.

Apela a la modernización de la Función Pública, cimentada en los principios de igualdad, mérito y capacidad, y que permita el desarrollo profesional como herramienta motivadora y competitiva.

·          Descargar carta del Ministerio

COGITIM INGITE

COGITIM junto a los profesionales del sector eléctrico en EFICAM 2022

Un año más, el Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COGITIM), no ha faltado a su cita con la Exposición y Foro de las Empresas Instaladoras y Distribuidoras de la Comunidad de Madrid (EFICAM), de la que es miembro colaborador.  El certamen, que se celebró los días 25 y 26 de mayo en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo, ha reunido a destacados representantes del ámbito institucional, empresarial e industrial.

Gerardo Cuerva, presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), fue el encargado de inaugurar este foro, promovido por la Asociación Profesional de Instaladores Eléctricos y de Telecomunicaciones de la Comunidad de Madrid (APIEM), quien estuvo acompañado por el presidente de dicha entidad, Ángel Bonet; Luis Collado, presidente de la Asociación de Empresas del Metal de Madrid, (AECIM) y Fernando Blaya Haro, vicedecano del COGITIM.

Finalmente, EFICAM 2022 cerró sus puertas con la visita de más 2.100 profesionales, una cifra inferior a las estimaciones previstas, producida, en un primer análisis realizado con instaladores, por la dificultad en el acceso al recinto debido a las obras en el cercado y al repunte en la actividad laboral que están viviendo las empresas instaladoras, y que les ha impedido acudir a la feria como en otras ediciones.

La sexta edición de EFICAM  ha contado con cerca de 80 expositores y un espacio de aproximadamente 400 metros cuadrados sobre “Nuevas Tecnologías”, centrado en soluciones de aerotermia, autoconsumo, vehículo eléctrico y verificaciones eléctricas, patrocinado por ABB, CHINT, CIRCUTOR, DAIKIN, EFIBAT, GEWISS, HAGER, KPS, KYORITSU, LEGRAND, ORBIS, RETELEC, SACI, SIMON, TEMPER.

Iberdrola y Naturgy impulsaron una vez más la formación de los instaladores colaborando con la puesta en marcha de los dos auditorios de las jornadas técnicas de EFICAM 2022. Más de 250 profesionales asistieron a las diferentes charlas sobre aerotermia, fotovoltaica, iluminación eficiente, vehículo eléctrico o morosidad, entre otros temas.

Una de las novedades de la sexta edición de EFICAM fue que por primera vez en la historia del certamen se informó por adelantado de todas las promociones que los expositores tuvieran  durante la feria. De este modo, el visitante podría planificar sus visitas con toda la información disponible. Para ello, los organizadores de la feria habilitaron un espacio en la página web www.eficam.es  con todas las promociones e informaron puntualmente de ellas a través de sus canales de información digitales. Del mismo modo, la guía del visitante de EFICAM incluyó en sus últimas páginas las promociones de los expositores.

Consulta en este enlace el video resumen de EFICAM 2022, con lo más destacado del evento.

Por otro lado, el certamen retomó la tradición de invitar a comer a todos los visitantes, fomentando la conversación, el intercambio de opiniones y el esparcimiento entre todos aquellos que visitaron la feria.

Premios Miguel Ángel López de Egea

Por segundo año, EFICAM entregó los Premios Miguel Ángel López de Egea en honor a uno de los organizadores de este evento, fallecido repentinamente en junio de 2021. Miguel Ángel López de Egea era un profesional de reconocida trayectoria en el sector, muy querido y gran amigo de APIEM.

Con este homenaje, la asociación quiere recordar la labor de Miguel Ángel Egea a favor del sector eléctrico, así como galardonar a empresas fabricantes, distribuidoras e instaladoras destacadas por su trayectoria en el mercado.

Las empresas premiadas en la presente edición fueron:

Instaladores

·         IVOLTA

·         MESAT

Distribuidores de material eléctrico

·         SONEPAR ESPAÑA

·         Grupo JARAMA

Fabricantes de material eléctrico

·         RETELEC

·         SACI

COGITIM

El COGITIM participa en el “Acto de entrega de los Premios a los mejores expedientes académicos” de la ETSIDI

Tras dos años en los que la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), no ha celebrado sus entregas de diplomas debido a la pandemia, los pasados días 17 y 18 de mayo, se celebró el UPMDay’22, donde más de 15.000 titulados en los cursos 2019/2020 y 2020/2021 recogieron sus diplomas en un lugar tan excepcional como el estadio Wanda Metropolitano.

La organización del evento agrupó a las diferentes Escuelas y Facultades en bloques homogéneos en cuanto al número de egresados y realizó un sorteo para adjudicar a cada uno de ellos un día y una hora para la ceremonia de entrega. 

A la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Diseño Industrial (ETSIDI), le tocó el primer turno de la tarde del martes 17 de mayo, para  celebrar el acto de graduación de 1342 estudiantes de grado y máster de los cursos académicos 2018/2019, 2019/2020 y 2020/2021, (las tres promociones retrasadas por la pandemia).

A continuación en el auditorio del Wanda Metropolitano se llevó a cabo  el «Acto solemne de entrega de premios a los mejores expedientes y mejores trabajo fin de grado» por parte de empresas que reconocen el esfuerzo, talento y originalidad de los estudiantes, entre las que se encontraba el Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COGITIM).

José Antonio Galdón Ruiz, decano del Colegio fue el encargado de entregar los premios al mejor expediente académico de Primero de las Titulaciones de Grado a los siguientes alumnos:

–          Silvia Saeta Álvarez, curso 2018-2019.

–          Diego Martín Muñoz, curso 2019-2020.

–          Fernando García Hernández, curso 2020-2021.

Con su participación en este acto, el Colegio de Madrid quiere contribuir a la creación de talento dentro del ámbito universitario, visibilizando y poniendo en valor, el mérito, la capacidad y el esfuerzo, de los jóvenes recién graduados, apoyándoles en todo aquello que puedan necesitar en distintos ámbitos, como la formación continua y el desarrollo profesional.

 José Antonio Galdón Ruiz, decano del COGITIM,  en su mensaje de felicitación a los egresados y egresadas manifestó “hoy se ha cumplido un objetivo importante en vuestras vidas. Pero no olvidéis que el título académico, no es un fin en sí mismo, sino que es un medio para, devolver a la sociedad, todo lo que ella os ha dado. Y por ello os pido esa responsabilidad, ese dinamismo y ese entusiasmo, y esas ganas por cambiar la sociedad, por desarrollarla e innovarla. Para lo cual estáis perfectamente preparados, así que sólo hace falta voluntad, que es lo que espero de todos vosotros”.

Enlace vídeo: (1044) Felicitación a las promociones de egresados de ETSIDI – YouTube

COGITIM ETSIDI Premios

Los graduados en Ingeniería de la rama industrial e Ingenieros Técnicos Industriales realizaron más de 220.000 proyectos en 2021, lo que supone más del 80% del total de los efectuados en el ámbito industrial a nivel nacional

Los proyectos visados en 2021 recuperaron los niveles de 2019, previos a la pandemia de la COVID-19, ya que se visaron casi 32.000 proyectos más que en 2020. Los proyectos realizados en el ámbito de las energías renovables se duplicaron con respecto a 2020 (10.061 proyectos visados en 2021 frente a los 5.176 de 2020). Casi un 25% de los proyectos visados se realizaron en el sector de la energía, con un total de 52.121, donde estos profesionales son un elemento clave.

Más del 80% de los proyectos que se llevaron a cabo en el sector industrial, en 2021, fueron realizados por graduados en Ingeniería de la rama industrial e Ingenieros Técnicos Industriales, según datos consultados en las memorias anuales de los colegios profesionales donde están colegiados, a nivel nacional; lo que demuestra que a pesar de la situación pandémica vivida, el ámbito de la Ingeniería Técnica Industrial sigue demostrando su pujanza.

En términos absolutos, la actividad de proyectos visados en todo el país por los Colegios de Graduados e Ingenieros de Técnicos Industriales, integrados en el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI), ascendió a 221.388, una cifra que refleja el gran número de trabajos realizados por estos profesionales de la rama industrial de la Ingeniería, ya que están presentes en prácticamente todas las áreas productivas.

Y es que detrás de servicios tan esenciales como la electricidad, el agua, el gas, el alumbrado público, la calefacción, el aire acondicionado, el medio ambiente, la logística de cadenas de suministro, transporte o distribución de bienes, y la seguridad, entre otros, está el trabajo de un graduado en Ingeniería de la rama industrial o de un Ingeniero Técnico Industrial. Estos profesionales aplican sus conocimientos técnicos para concebir, diseñar e implementar nuevos procesos, productos y sistemas que hacen más fácil la vida cotidiana.

Si comparamos la evolución de los datos de visado de los 3 últimos años, en 2019 se visaron 221.710 proyectos, que decayeron hasta los 189.471 en 2020, debido a la crisis generada por la pandemia del coronavirus, que provocó un declive en la actividad económica y productiva a consecuencia principalmente de los fuertes confinamientos que se llevaron a cabo a lo largo de todo ese año. En 2021 mejoró de forma considerable la situación, y al tratarse de un sector fundamental en la economía, el ámbito en el que desempeñan su trabajo estos profesionales experimentó una fuerte recuperación, ya que los proyectos visados alcanzaron cifras muy similares a las de 2019, concretamente 221.388.

El presidente del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI), Jose Antonio Galdón Ruiz, resalta “la enorme vitalidad de la profesión de Ingeniero Técnico Industrial, valorando de forma positiva la evolución de los trabajos visados, que no dejan de ser un fiel reflejo de la coyuntura económica y social, destacando a su vez, la fuerte evolución en el ámbito energético y renovable, pero con cierta preocupación por los datos en el sector industrial manufacturero, que considera claves para la recuperación”.

– Fuerte recuperación en el sector de la Energía y renovables

Casi el 25% de los proyectos visados en 2021 se llevaron a cabo en el sector de la energía, que cada vez cobra más relevancia con la optimización de recursos, con un total de 52.121, donde estos profesionales son un elemento clave. Una cifra incluso superior a la de 2019, que se situó en los 48.452, y que suponen casi 11.000 proyectos visados más que en 2020 (en concreto, fueron 41.367).

De este total, 10.061 proyectos correspondieron al ámbito de las energías renovables, lo que demuestra que estos profesionales constituyen una pieza esencial en la evolución e innovación de esta actividad productiva. Esta cifra supone prácticamente el doble de los proyectos visados en 2020, ya que entonces fueron 5.176, y una cantidad considerablemente superior incluso a la de 2019, cuando se visaron 6.351 proyectos en esta área.

Por su parte, el ámbito de climatización y acondicionamiento, que comprende aire acondicionado, calefacción, frío industrial, ventilación-extracción, solar térmica, fontanería, etc., también se ha recuperado con respecto a 2020, cuando se visaron 5.767 proyectos, ya que en 2021 alcanzaron los 6.596; una cifra, sin embargo, todavía ligeramente inferior a la de 2019, cuando se visaron 7.376 proyectos.

– El sector de la Industria se recupera con respecto a 2020, pero sin alcanzar todavía los niveles de 2019

Por bloques de actividad, el segundo ámbito más destacado en el número de proyectos visados en 2021 fue el de naves e instalaciones industriales, con un total de 24.921. Este sector incluye la realización de trabajos en industrias de la madera, agroalimentarias, automoción, químicas, textil, petrolíferas, eléctrica, electrónica o  gas, así como en las instalaciones de naves industriales y otras infraestructuras.

En 2020, estos proyectos experimentaron un notable descenso, hasta situarse en 14.893, lo que supone tan solo algo más de la mitad de los proyectos visados en 2019, cuando se alcanzaron los 27.486 proyectos visados.

– Recuperación de proyectos visados en el ámbito de la seguridad

Otro ámbito importante en el que el número de proyectos visados se ha recuperado es de la seguridad, relacionada con los incendios, emergencias y el medioambiente. En 2021 se visaron un total de 22.982 proyectos, que se habían reducido a 17.441 en 2020, y que casi alcanza los 23.062 de 2019.

– Los proyectos visados en los ámbitos del medio ambiente, grúas, alumbrado público, comunicaciones y licencias de actividad superaron las cifras de 2019

También es reseñable la cifra de los proyectos realizados en diversos ámbitos, que superaron incluso los niveles de 2019:

– Medio ambiente: se visaron 1.392 proyectos, frente a los 1.075 de 2020 y a los 1.040 de 2019.

– Grúas: 5.049 proyectos visados en 2021, 3.599 en 2020, y 4.340 en 2019.

– Alumbrado público: 829 proyectos visados en 2021, 840 en 2020 y 719 en 2019.

– Comunicaciones: 3.949 proyectos visados en 2021, 4.167 en 2020 y 2.708 en 2019.

– Licencias de actividad: 18.795 proyectos visados en 2020, 13.825 en 2020 y 17.874 en 2019.

– Ligero descenso en dirección de obra, vehículos, aparatos de elevación, obra civil, pericias, fin de obra, e instalaciones temporales

En estos ámbitos, las cifras de proyectos visados no han llegado a alcanzar todavía las de 2019, como es el caso de la obra civil (3.960 proyectos visados en 2021, 2.441 en 2020 y  5.650 en 2019), o de fin de obra (6.536  en 2021, 9.825 en 2020 y  8.268 en 2019).

En la siguiente tabla se muestra la comparativa de los proyectos visados en 2019, 2020 y 2021.

Fuente: COGITI  

No-de-proyectos-visados.png
COGITI

COGITIM y Madrid Talento reivindican “la profesión de Ingeniero Técnico Industrial como una opción de futuro en el Ayuntamiento de Madrid”

En los próximos años está previsto que el Ayuntamiento de Madrid vaya a necesitar reclutar un buen número de Ingenieros Técnicos Industriales con motivo de la reposición de los efectivos que se jubilan. Las condiciones del empleo municipal de Madrid (retribuciones, carrera profesional, beneficios sociales, etc.) hacen de esta opción profesional una alternativa de futuro muy atractiva y competitiva en el ámbito del sector público.

Por este motivo, el Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COGITIM) ha organizado una  sesión informativa, para presentar Madrid Talento, un proyecto para transformar los recursos humanos del Ayuntamiento de Madrid.

José Antonio Galdón Ruiz, decano del COGITIM, fue el encargado de presentar la jornada, que contó con la  participación de Antonio Sánchez Díaz, director general de MadridTalento y en la que Francisco Reina Velázquez, Jefe de Departamento de Control e Inspección en la Dirección General del Parque Tecnológico de Valdemingómez, Arancha Sanchez Escudero, adjunta del Departamento de Control Acústico e ingeniera técnica industrial del Ayuntamiento de Madrid,  y Joaquín Messeguer Yebra consejero técnico del Ayuntamiento, nos explicaron en sus ponencias por qué estamos en el momento ideal para opositar.

José Antonio Galdón Ruiz, comenzó su intervención, agradeciendo a Madrid Talento la organización de esta jornada y a su Director General su asistencia a la misma, ya que ponen en valor “la necesidad y el potencial de los ingenieros técnicos Industriales y los Graduados en Ingeniería de la rama Industrial  a la hora de realizar sus funciones en el Ayuntamiento de Madrid”.

Para el decano del COGITIM, la  celebración de esta jornada es importante ya que manda un  mensaje positivo a la sociedad, en el sentido “de que las tareas que se desarrollan dentro de un ayuntamiento ayudan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, y dirigiéndose a los ingenieros que han dado el paso o se están pensando opositar a un puesto en la administración municipal manifestó, “las profesiones de ingeniería se dedican a mejorar, a crear, a solucionar problemas, y es importante que todo eso se aplique directamente en el ámbito municipal. Madrid es la ciudad más grande de España, ofrece muchas oportunidades que merece la pena explorar y que podáis dedicar vuestro esfuerzo y sacrificio a esta labor, que os va a reportar una enorme gratitud y satisfacción”. 

Por último señaló que el Colegio de Madrid, atento a esta realidad social, está realizando cursos de preparación de oposiciones de acceso al Ayuntamiento de Madrid y a la Comunidad de Madrid, y animó a todos los interesados a informarse, “al final, lo importante es que accedáis a un puesto de trabajo donde podáis desarrollar vuestra profesión, donde se premie el desarrollo profesional continuo y os realicéis y realicéis todo aquello que sea  mejor para la ciudadanía”, concluyó Galdón Ruiz, no sin antes reafirmar el compromiso de colaboración del COGITIM con Madrid Talento y la administración en todo lo que sea necesario.

A continuación, Antonio Sánchez Díaz, Director General de Madrid Talento, destacó “preparar oposiciones es una buena opción, porque lo público sigue siendo atractivo”, y reconoció que han tenido que cambiar de táctica a la hora de captar talento, “antes el método empleado, era publicar las convocatorias de oposiciones en el BOE y  esperar a que nos llegarán los opositores, ahora si queremos captar talento, tenemos que salir a la calle, en este caso a los Colegios Profesionales, donde están los perfiles profesionales que nos interesan y contaros porqué somos atractivos, y por qué el Ayuntamiento de Madrid os ofrece una carrera enormemente satisfactoria”. En este sentido, señaló “tenemos grandes proyectos en cartera, y entendemos que para los que sois profesionales puede ser muy interesante y gratificante participar en el diseño y en la ejecución de políticas públicas”.

Para Sánchez Díaz, otro de los factores atractivos que tiene trabajar en el Ayuntamiento de Madrid,  es que se trata de una organización con una cultura corporativa muy sólida, donde 8 de cada 9 empleados municipales declaran “sentirse orgullosos o muy orgullosos de trabajar en el Consistorio de la capital”.

Otro valor añadido, es la cercanía al ciudadano,  en este sentido, el director general de Madrid Talento señaló, “por eso pusimos en marcha esta iniciativa que reúne las actuaciones más novedosas e innovadoras en el ámbito de la formación, selección y transformación de personas en el Ayuntamiento de Madrid. Tiene una vertiente externa, que consiste en atraer talento, con la celebración de jornada como la que hoy en la que contamos el atractivo que tenemos como empleador, y luego también hay una vertiente interna, que consiste en cuidar y retener el talento captado, ocupándonos de su formación constante, de su bienestar, la gestión de conocimiento, mentoring etc.”  

Finalizó su intervención felicitando a la Plataforma COGITI Formación e-learning por el trabajo que está realizando en el ámbito de la formación continua, coincidente en muchos puntos con Madrid Talento.

Seguidamente,  fue el turno de las ponencias. Francisco Reina Velázquez, Jefe de Departamento de Control e Inspección en la Dirección General del Parque Tecnológico de Valdemingómez, centró su presentación en explicar qué se hace con los residuos que se generan en la ciudad de Madrid, del excepcional complejo industrial que supone Valdemingómez con 7 plantas de tratamiento de residuos, y de cómo producen energía. Una infraestructura industrial de la más alta tecnología a nivel nacional y europeo para hacer de Madrid una ciudad sostenible del siglo XXI.
Por su parte, Arancha Sánchez Escudero, adjunta del Departamento de Control Acústico e ingeniera técnica industrial del Ayuntamiento de Madrid, explicó en qué consiste su trabajo y el interés que tiene para cualquier ingeniero, así como el proceso de oposición para convertirse en ingeniero técnico industrial.

Y finalmente, Joaquín Meseguer Yebra, consejero técnico del Ayuntamiento, dio a conocer las ventajas laborales y sociales que marcan la diferencia respecto a cualquier otra Administración Pública. También informó donde se pueden encontrar las últimas convocatorias de oposiciones en la web: www.madrid.es.

Para ver vídeo de la jornada pinche AQUÍ 

Ayuntamiento COGITIM

El INGITE publica el manifiesto: Los Ingenieros “Superiores” dejaron de existir en 1970

El Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COGITIM) muestra su adhesión al manifiesto publicado por el Instituto de Graduados en Ingeniería e Ingenieros Técnicos de España (INGITE) titulado Los Ingenieros “Superiores” dejaron de existir en 1970, el cual reproducimos a continuación.

El término “superior” es un comparativo, es decir, que quien se autodefine como “superior” necesita de alguien que sea inferior, y todavía los hay, aunque parezca un mal sueño, a quienes les gustaría y pretenden a su vez, que esos seamos nosotros, los Ingenieros Técnicos y Graduados en Ingeniería. Pero no saben, que eso no se consigue con “cartas abiertas” ni mensajes sesgados, de hecho, no saben, que ni tan siquiera se puede conseguir: primero, porque la sociedad actual no entiende de estas disquisiciones supremacistas; segundo, porque los jóvenes conocen perfectamente que esto no forma parte del mundo donde quieren vivir; y tercero porque ni tan siquiera se ajusta a la legalidad.

Pero, es más, estos jóvenes se mueven por todo el mundo con su título de Graduado en Ingeniería y ejercen como Ingenieros, sin ninguna barrera y sin límites profesionales, algo que sin duda cambiarán aquí en España, más pronto que tarde, le pese a quien le pese. Y lo harán, porque su único interés es ser útiles a la sociedad, y para ello necesitan que se les permita desarrollar todo su potencial, que se les ponga en valor y que se les ayude a ser mejores, todo lo contrario, a lo que pretenden algunos.

Estamos más que orgullosos de ser Ingenieros y de ejercer las profesiones de Ingeniería Técnica, pero, es más, lo estamos de ser los homólogos de los Ingenieros europeos y mundiales y lo estamos a su vez de haber evolucionado y haber hecho lo propio con la sociedad.

Sabemos perfectamente de dónde venimos, y sabemos quiénes somos, pero miramos al futuro con el propósito de seguir avanzando y adaptándonos a lo que la sociedad requiere de nosotros. No nos miramos el ombligo, ni nos creemos mejor que nadie, pero no por ello vamos a permitir que se nos maltrate en un país que no ha sido capaz de tomar decisiones y adaptarse a los estándares mundiales, preservando el clasismo del siglo XIX. Y todo ello ha sido con la complicidad de las propias universidades, que lejos de poner cordura y servir de instrumento modernizador de la sociedad, se pliegan a sus propios intereses para mantener estructuras, y de paso, seguir creando desigualdades y elitismos.

¿Por qué las mejores universidades de Ingeniería a nivel mundial (MIT, Stanford, Cambridge, ETH Zurich, Imperial College London, Oxford, Berkley…) ofrecen titulaciones de Grado habilitantes en Ingeniería de 4 años, y en España se hace todo lo posible para que esto mismo se realice en 5 o 6 años? Sinceramente, esto obedece a intereses particulares y no sociales, y todos lo saben, pero nadie hace nada al respecto.

La pérdida de competitividad que esta situación nos está dejando es notoria, y todo ello agravado con la pérdida de oportunidad de nuestros jóvenes, la incorporación tardía al mercado de trabajo y los enormes costes económicos y sociales que tiene para nuestro país, algo que en ningún caso nos deberíamos permitir.

Pero lo más preocupante de todo, es que hay quien se empeña, en seguir creando una élite profesional por el mero hecho de tener un determinado título académico al que añaden el término de “superior”, y además y con total impunidad, tratan de defenderlo con referencias a Reales Decretos tan “democráticos” y “vigentes”, como que datan del año 1969.

Hay que recordar que el título académico no es un fin en sí mismo, sino que es solo un “medio para”, para servir a la sociedad mediante la aplicación de nuestros conocimientos, y que trabajando también se aprende, aunque no se obtengan títulos, por lo que realmente a un profesional se le valora por su contribución y no por su titulación.

Y sí, la titulación es importante, y hay que ponerla en valor, y los conocimientos de un recién titulado de Máster (habilitante o no habilitante), sea cual sea este, serán mayores que los de un titulado de Grado, eso nadie lo pone en duda, pero tampoco se tiene que cuestionar el que un titulado de Grado pueda ser mucho mejor profesional que un titulado de máster o de doctorado, y que por tanto, su titulación no puede ser una barrera apriorística, ni mucho menos una diferenciación profesional.

No se entiende, que aquellos que defienden a ultranza la “titulosis” como medida única del mérito y la capacidad, fomenten a su vez modelos para adulterar la superación de niveles universitarios, lo que demuestra la inconsistencia de sus argumentaciones y visibiliza de forma clara los intereses que subyacen de fondo.

Y dicho todo lo anterior que resulta ser el mayor argumento para eliminar la expresión, que en ningún caso término o denominación, de Ingeniero “Superior”, realizaremos también la justificación de la imposibilidad legal de utilización de esta:

1º.- Los R.D. por los que se aprueban los Estatutos de los diferentes Colegios o Consejos de Ingenieros no recogen la expresión de Ingeniero Superior, ni en relación con la titulación ni a la profesión, entre otras cosas porque no se lo permitieron legalmente.

2º.- La Ley 14/1970, de 4 de agosto, General de Educación, anterior por tanto a la entrada en vigor del Reglamento de Gestión Urbanística, integró las enseñanzas técnicas en las Universidades (Disposición transitoria 2.ª, número 3), esto es, en el seno de la Institución a la que corresponde el servicio público de la educación superior (artículo 1.º de las Leyes Orgánicas 11/1983 y 6/2001), suprimiéndose a raíz de ello la denominación, nacida con la Ley de Enseñanzas Técnicas de 20 de julio de 1957, de Escuelas Técnicas de Grado Medio y, también, la de titulado superior, pues los estudios universitarios se estructuran en ciclos, dando derecho la superación de los estudios del primero a la obtención de los títulos de Diplomado universitario, Arquitecto Técnico e Ingeniero Técnico, y los del segundo a los de Licenciado, Arquitecto e Ingeniero, sin el sobrenombre de superior (artículos 30 y 37, respectivamente, de una y otra de aquellas Leyes Orgánicas).

3º.- La Ley Orgánica 6/2001 de 21 de diciembre de Universidades, dispone, en su artículo 37, lo siguiente Estructura de las enseñanzas:

“Los estudios universitarios se estructurarán, como máximo, en tres ciclos. La superación de los estudios dará derecho en los términos que establezca el Gobierno, previo informe del Consejo de Coordinación Universitaria, y según la modalidad de enseñanza cíclica de que se trate, a la obtención de los títulos de diplomado universitario, arquitecto técnico, ingeniero técnico, licenciado, arquitecto, ingeniero y doctor.”

En ningún momento se habla de Ingeniero Superior o Arquitecto Superior, ni nada por el estilo.

4º.- El Tribunal Supremo ya se ha manifestado varias veces en este sentido y concretamente en la Sala Tercera, de lo Contencioso-administrativo, Sección 5ª, en sentencia de 28 Abr. 2004, Rec. 6378/2001, cuyo fundamento jurídico de derecho dice textualmente:

CUARTO. Como hemos visto, la norma en la que la Sala de instancia encuentra el obstáculo para admitir la idoneidad del título de Arquitecto técnico es la contenida en el primer inciso del artículo 107.2.b) del Reglamento de Gestión Urbanística, conforme a la cual, la redacción del proyecto de reparcelación podrá realizarse por un Técnico titulado superior.

Sin embargo, esta expresión, interpretada con sujeción a los criterios que impone el artículo 3.1 del Código Civil, no es obstáculo para admitir la idoneidad de aquel título, pues se oponen a ello dos grupos de consideraciones:

De un lado, la relativa a que la Ley 14/1970, de 4 de agosto, General de Educación, anterior por tanto a la entrada en vigor del Reglamento de Gestión Urbanística, integró las enseñanzas técnicas en las Universidades (Disposición transitoria 2.ª, número 3), esto es, en el seno de la Institución a la que corresponde el servicio público de la educación superior (artículo 1.º de las Leyes Orgánicas 11/1983 y 6/2001), suprimiéndose a raíz de ello la denominación, nacida con la Ley de Enseñanzas Técnicas de 20 de julio de 1957, de Escuelas Técnicas de Grado Medio y, también, la de titulado superior, pues los estudios universitarios se estructuran en ciclos, dando derecho la superación de los estudios del primero a la obtención de los títulos de Diplomado universitario, Arquitecto Técnico e Ingeniero Técnico, y los del segundo a los de Licenciado, Arquitecto e Ingeniero, sin el sobrenombre de superior (artículos 30 y 37, respectivamente, de una y otra de aquellas Leyes Orgánicas).

Y, de otro, la relativa al cuerpo de doctrina jurisprudencial finalmente aceptada en la Ley 12/1986, de 1 de abril, reguladora de las atribuciones profesionales de los Arquitectos Técnicos e Ingenieros Técnicos, pues como sintetizó la sentencia de esta Sala de 21 de abril de 1989, la doctrina jurisprudencial ha rechazado el monopolio competencial a favor de una profesión técnica determinada, al mantener la necesidad de dejar abierta la entrada a todo título facultativo oficial que ampare un nivel de conocimientos urbanísticos o técnicos en general, etc., que se correspondan con la clase y categoría de los proyectos que suscriba su autor –Sentencias de 2 de julio de 1976, 29 de marzo de 1983, 17 de enero de 1984, etc.–. O como expresó el legislador en el preámbulo de dicha Ley 12/1986, la jurisprudencia sentó el criterio, que en dicho preámbulo se acepta, de que las atribuciones profesionales de los Arquitectos e Ingenieros técnicos serán plenas en el ámbito de su especialidad respectiva, sin otra limitación cualitativa que la que se derive de la formación y los conocimientos de la técnica de su propia titulación y sin que, por tanto, puedan válidamente imponérseles limitaciones cuantitativas o establecerse situaciones de dependencia en su ejercicio profesional respecto de otros Técnicos universitarios.

En suma, uno y otro grupo de consideraciones conducen a que aquella expresión del artículo 107.2.b) del RGU no pueda entenderse, en sí misma o por sí sola, como excluyente de los titulados técnicos universitarios de primer ciclo, bien porque también éstos están en posesión de enseñanzas superiores y porque la denominación de los títulos de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional no añade a los de los técnicos de segundo ciclo el sobrenombre de superiores; bien porque aquel precepto ha de entenderse modulado por el espíritu y finalidad que subyace en la Ley 12/1986 y en el cuerpo de doctrina jurisprudencial que expresamente acepta. En este sentido, debe recordarse que la sentencia de este Tribunal Supremo de fecha 28 de noviembre de 2001, transcribiendo lo dicho en la de 8 de marzo de 1999 y con ocasión de delimitar dentro de la profesión de Arquitecto Técnico el ámbito de sus facultades en lo que se refiere a la de elaborar proyectos, afirmó que tal facultad ha de tenerse por restringida a los supuestos de que las obras y construcciones objeto del proyecto no precisen de uno arquitectónico (pues es ésta la limitación ordenada en el artículo 2.2, párrafo segundo, de la Ley 12/1986), y que, en relación a este concepto jurídico indeterminado, afirmó finalmente, en esencia, que ha de considerarse, necesariamente, como proyecto que por su entidad y características exceda de los conocimientos adquiridos por los estudios cuya superación conduce a la obtención del título de Arquitecto Técnico.

Por tanto, seguimos afirmando y solicitando que se elimine la expresión “Ingeniero Superior” de los procesos selectivos, concursos, pliegos, etc… de las administraciones públicas, que no pueden ni deben ser cómplices de intereses que tratan de fragmentar y menospreciar a jóvenes que con muchísimo esfuerzo han obtenido unas titulaciones de Grado en Ingeniería que les permiten ejercer como Ingenieros en todo el mundo, y que aquí en España se les pretende incluir dentro de un cuerpo “inferior” y con limitaciones que no tienen otros Graduados.

INGITE

Aprobada por unanimidad la gestión del COGITIM en 2021 y el presupuesto para el 2022

El pasado 26 de abril, se celebró de forma presencial, la Junta General Ordinaria del Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COGITIM) en el salón de actos de la sede colegial, a la que asistieron numerosos colegiados, además de los miembros de la Junta de Gobierno, con su decano, José Antonio Galdón Ruiz, a la cabeza. En la sesión se aprobó por unanimidad la gestión realizada por el Colegio de Madrid durante el año 2020, así como el presupuesto del COGITIM para el año 2022.

El decano inició su intervención explicando que cómo cada año acude junto con los miembros de su Junta de gobierno a la Asamblea General, para rendir cuentas de lo realizado y proponer el objetivo marcado para el año en curso, destacando que este año y por tercer año consecutivo la evolución del resultado del ejercicio ha sido positiva, con una reducción del 10,47% en los gastos y un aumento del 28,48% en los ingresos.

A continuación, Galdón Ruiz realizó una exposición  detallada de los principales ejes de actuación que rigen la actuación de la Junta de Gobierno que preside, remarcando la consolidación de los servicios colegiales, (Colegiación, Asesoría Jurídica, Laboral y Fiscal, Empleo, etc) y destacando especialmente el destinado a ofrecer la mejor formación para los profesionales, a través de los cursos y jornadas del COGITIM, que este año ha tenido una participación de 3.970 alumnos, así como de la Plataforma de Formación e-learning.

Igualmente puso de manifiesto el intenso trabajo realizado para facilitar a los profesionales la búsqueda de oportunidades profesionales a través de la sección de empleo colegial y el portal ProEmpleoIngenieros. También quiso destacar, las herramientas competitivas que se vienen ofreciendo a los compañeros desde hace años y que cada edición cuenta con mayor número de adeptos como la Acreditación DPC Ingenieros.

Por otro lado, otro objetivos prioritarios de la actual junta directiva, señalados por Galdón Ruiz en su intervención, es seguir apostando por potenciar la Política Social y el lado más solidario del COGITIM, otorgando en el año 2021 ayudas directas y becas a los colegiados que más lo necesitan por valor de  111.874,88 €. “En los momentos más difíciles es cuando tenemos que ayudar a los compañeros que se encuentran en situación más vulnerable, ayudándoles en todo lo que podamos para que puedan revertir su situación”, señaló Galdón Ruiz.

Solidaridad, que no sólo se limita al ámbito colegial interno, sino que el Colegio de Madrid,  ha realizado diversas campañas de solidaridad en apoyo a los sectores sociales más desfavorecidos, realizando sendos donativos a Caritas Diocesana de Madrid y Mensajeros de la paz por un importe de 7.000 euros cada uno, que junto con otras donaciones representan el 0,7% del presupuesto colegial.

Finalizó su intervención, el decano del COGITIM, mostrando la evolución y el gran aumento del número de servicios ofrecidos por el COGITIM desde el año 2018 hasta la actualidad, y los que están previstos ofertar en el año 2022. En este proceso, se puede ver, según el decano de Madrid, “el trabajo ímprobo que han realizado, tanto los miembros de la Junta de Gobierno como el personal del Colegio, y fruto de ello afortunadamente, son los resultados tan positivos que se van viendo poco a poco,  plasmándose tanto en la mejora de la utilización de los servicios colegiales, como en una mayor calidad de los mismos”.

“En definitiva, el objetivo final de los Colegios Profesionales, es que sean capaces de  cumplir con todas las funciones que tengan encomendadas, que no se basan solamente en la defensa de los intereses profesionales, sino que la mejor forma de defenderlos es también ofrecer servicios de calidad, prestando ayuda a los colegiados cuando lo necesiten, estando unidos y cohesionados en las reivindicaciones en defensa de los intereses de la profesión, y sobre todo que sean útiles para la sociedad, que se nos vea y que se nos tenga en cuenta, que se nos vea como profesionales útiles. Esa es la base y la esencia de cualquier profesión, porque todo ello repercute al final en la imagen del Colegio“, concluyó Galdón Ruiz.  

Gestión económica- Memoria de Intervención

En la segunda parte de la Junta General, Roberto Díaz Sánchez, Interventor del COGITIM, presentó  la liquidación económica del ejercicio 2021 y los presupuestos para el año 2022, que fueron aprobados por unanimidad de los asistentes a la Asamblea.

Tras una presentación detallada tanto de los gastos como de las inversiones, como conclusión Díaz Sánchez, mostró su satisfacción “por haber conseguido un resultado tan positivo para el Colegio por tercer año consecutivo, después de los numerosos años de pérdidas continuas”.

En cuanto a la elaboración de los presupuestos indicó que se ha tenido en cuenta las previsiones del Banco de España para los próximos años, las cuales, vienen especialmente marcadas por la guerra entre Ucrania y Rusia, todo ello sin olvidar la difícil situación arrastrada estos últimos años provocada por la crisis sanitaria y también se ha considerado la llegada inminente de fondos europeos para proyectos de eficiencia energética muy relacionados con nuestra profesión. Dada la situación indicada, la Junta de Gobierno ha decidido realizar un presupuesto con unos ingresos y gastos algo inferiores a los ingresos finalmente realizados en el año 2021.

Dada la imposibilidad de ejecutar las inversiones aprobadas en el año 2021, las inversiones propuestas para el 2022 se mantienen, solicitándose la misma cantidad para llevar a cabo principalmente las obras de remodelación completa de la sede colegial que redundarán en ofrecer un mejor y más actualizado servicio al colegiado.

Destaca por último, que la Junta de Gobierno desea que pronto se supere la situación de pandemia y se pueda volver a la normalidad total, lo cual permitirá retomar toda la actividad pendiente y ajustar los gastos en servicios a los colegiados a los realmente presupuestados.

COGITIM Juntas